diumenge, 6 de gener de 2013

¿Se puede ser tan insolidario?




xavier trias, alcalde de barcelona

Desde aquel 27 de diciembre de 2010 que Artur Mas, Convergència i Unió (CiU) fue nombrado por primera vez presidente de la Generalitat de Cataluña con un sueldo de 122.426 euros brutos al año, -el sueldo más alto de todos los políticos españoles-, empezaron los recortes en la Sanidad Pública -cerrando quirófanos, plantas hospitalarias, ambulatorios, etc.-, y en la Enseñanza, no se pagan puntualmente a los hospitales y colegios concertados, y desde el mes de mayo de 2012 se nos cobra a los pensionistas un euro por cada receta médica.

El 1 julio de 2011, Xavier Trias -foto-, CiU, fue nombrado alcalde de Barcelona, actualmente su sueldo es de 109.839 euros anuales siendo el alcalde que más cobra de España.

Desde que en el año 2007 empezó a notarse la crisis en España -aunque José Luís Rodríguez Zapatero, Partido Socialista Obrero Español (PSOE) para ganar las elecciones generales de 2008 la negó-, Cataluña ha sido siempre la región de España que más pobreza ha creado, y sobre todo la pobreza infantil, hasta el punto que los comedores sociales de Cáritas, Cruz Roja, Misioneras de la Caridad de la Congregación de la Madre Teresa de Calcuta, o los del propio Ayuntamiento barcelonés no dan abasto para poder atender a todas las personas que desgraciadamente acuden a ellos.

Dicho esto, Trias tiene tan poca vergüenza que clamó al cielo y afirmó el pasado viernes "No estoy de acuerdo en que me marquen el sueldo desde Madrid. Encuentro ridículo que un ministro quiera decir cuál es el sueldo del alcalde de Barcelona".

A este personajillo se le ha olvidado que gracias a la mala gestión de su amigo Artur Mas los catalanes tenemos una deuda de 44.000 millones de euros, además ya no en Cataluña sino en la propia Barcelona hay muchísimas personas que no cobran ni un solo euro, otras han sido desahuciadas y han perdido sus viviendas, y otras muchas jubiladas tienen que mantener a sus hijos y nietos, con lo cual se le debería de caer la cara de vergüenza al decir esto ante tal panorama.

También reiteró al Gobierno de Mariano Rajoy, Partido Popular (PP), que estas medidas le parecen bien para las administraciones arruinadas, pero "el Ayuntamiento de Barcelona no está arruinado". Y cuando lo esté, este sinvergüenza se irá a su casa con la cartera llena y sin ninguna responsabilidad política ni penal, y el pufo quedara para los ciudadanos que hoy todavía le pueden pagar el sueldo.