dilluns, 19 de novembre de 2012

¿Votar a Convergència i Unió? no gracias




artur mas

El informe policial sobre las cuentas millonarias en Suiza de Artur Mas y la familia Pujol Ferrusola ha cambiado el paso de la campaña electoral catalana. El foco ha pasado a situarse sobre la corrupción, tal como ya comenta el pasado sábado todos los demás candidatos han ido pidiendo explicaciones a los dirigentes de Convergència i Unió (CiU).

Y es que no es para menos, porque tras examinar a fondo la documentación -decenas de informes, anexos, declaraciones y análisis sobre el asunto que obran también en poder de los periódicos 'ABC' y Periodista Digital- el diario 'El Mundo' se atrevió el pasado día 17 de noviembre a titular desafiante: "Los Pujol tienen 137 millones en Ginebra, según la Policía".

Y todo lo que ha hecho Jordi Pujol, tras anunciar en un mitin que presentará una querella que todavía no se ha concretado, como tampoco lo ha hecho la que iba a poner Artur Mas, es calificar de 'ilegal' el documento policial y amenazar al resto de partidos con pasarles factura tras los comicios si osan utilizar el asunto políticamente.

Como subraya en su editorial el periódico de Pedro J. Ramírez , en eso sí fue explícito: "sacó el palo y la chequera con un discurso que revela cuán pobre es el concepto que tiene de sus rivales".

Pujol recordó que alguno de los que le pidieron responsabilidades en su día por el escándalo de Banca Catalana "tuvo que dejar su cargo" y, al mismo tiempo, anunció que CiU necesitará "mucha gente" cuando pase el 25-N, "pero será de la que se haya comportado dignamente en momentos como éste". O sea, que cualquier persona o partido político que exija responsabilidades sobre lo que ha denunciado el diario El Mundo no se ha comportado dignamente. Este señor e igual que Mas si creen que esto es una calumnia y falso ¿Por qué no se han querellado ya con El Mundo, a que esperan?

Con lo fácil que hubiera sido que dijera que ni él ni su familia tienen ninguna cuenta en Ginebra, como ha hecho Artur Mas, quien jura tener solo dos cuentas corrientes en sendas entidades financieras catalanas junto con su mujer.

El candidato de CiU, visiblemente nervioso, no ha sacado la cara por los Pujol y se limita a preguntar en voz alta al ministro del Interior, Jorge Fernández, quién "puñeta" ha encargado el informe policial que le atribuye cuentas en paraísos fiscales.

La equiparación del caso de las cuentas en Suiza con lo ocurrido en los años 80 con Banca Catalana no le hace favor alguno a Pujol.

Aquello, lejos de haber quedado como el ejemplo de un ataque del Estado a Cataluña, como pretende hacer creer Pujol, es el paradigma de la impunidad del nacionalismo cuando utiliza todos los resortes del poder para someter a las instituciones.

En el 'Caso de Banca Catalana' como ha estado pasando hasta ahora con el 'Caso Palau', los jueces de Barcelona desoyeron la petición de los fiscales de imputar a Pujol, con la tesis inaudita de que hacerlo sería "estigmatizar" al presidente.

Las encuestas que publican 'El Mundo', 'El País' entre otros, vaticinan que CiU quedará lejos de los 68 escaños que le darían la mayoría absoluta el próximo 25 de noviembre y tendrá que seguir gobernando en minoría.

En política, como en casi todo en la vida, el éxito y el fracaso se miden en función de las expectativas.

Si las alimentadas por Artur Mas, con su órdago soberanista, eran las de lograr mayoría absoluta para CiU para poder gestionar el tránsito hacia una consulta independentista el actual presidente de la Generalitat habrá fracasado.

El globo que con la cuestión de la independencia ha intentado hinchar CiU puede estar desinflándose. Y este sábado, en Cádiz, por si aún no había quedado claro, el presidente de la Comisión Europea descartó "absolutamente" que una Cataluña independiente pudiera seguir formando parte de la UE.

Cuidado a quienes votamos los catalanes el próximo día 25, que con nuestro voto podemos dar un cheque en blanco a unos personajes que son “presuntos” saqueadores de Cataluña y de las personas que vivimos en ella.