diumenge, 25 de novembre de 2012

Objetivo: frenar el secesionismo de Artur Mas

 


sintitulo

“España somos todos" es el lema de la convocatoria. La Fundación Denaes ha convocado el próximo 6 de diciembre una manifestación en la plaza de Colón de Madrid coincidiendo con el Día de la Constitución. Quieren dar respuesta al plan secesionista de Artur Mas. En Barcelona este mismo día también se celebrara una manifestación contra la independencia de Cataluña que marchara desde la Plaça Urquinaona hasta la Plaça Sant Jaume donde se encuentra el Palau de la Generalitat.

En la presentación de esta concentración se hizo público el manifiesto de la cita. En él figuran firmas como las de Ortega Lara, Jaime Mayor Oreja, María San Gil, Joaquín Leguina, Nicolás Redondo, Alejo Vidal Cuadras, Toni Cantó o Albert Rivera, que apoyan esta manifestación “españolista”.

“Es una convocatoria por la unidad de España y yo estaré allí, como un ciudadano más”. Con estas palabras José Ortega Lara el espíritu de la manifestación a la que esperan que acudan miles de personas.

“Hay que superar el ‘¿qué va a pasar?’ y empezar a preguntarnos qué vamos a hacer ante las amenazas contra la unidad de España”, ha afirmado el presidente de Denaes, Santiago Abascal, promotor de la concentración.

Los organizadores aseguran que convocan esta manifestación en Madrid porque “hay muchos españoles que han estado callados hasta ahora, quizá por educación, pero ha llegado el momento de actuar”.
 
Esta convocatoria quiere ser “masiva” y, según Abascal, servirá para mandar un mensaje a “quienes desafían la unidad del estado español, empezando por el señor Mas”.

Para los impulsores de “España somos todos”, las intenciones soberanistas en Cataluña “no son un órdago, ni una broma o un instrumento de negociación”. “El desafío de Artur Mas es una amenaza real y objetiva que no podemos permitir los españoles”, afirman.

La legitimidad de esta concentración quiere apoyarse en la sociedad civil y, aunque agradece apoyos de todo tipo de partidos e ideologías, asegura que espera que “las instituciones y los ciudadanos estén unidos” contra quienes persiguen “separar a catalanes y vascos de sus conciudadanos”.

Además, los convocantes aseguran no escuchar a quienes les acusan de ejercer un “nacionalismo español y totalitario”. Desde Fundación Denaes indican que lo suyo es una “perspectiva patriótica” que “no tiene nada que ver con la obsesión identitaria de los secesionistas”.