dimecres, 31 d’octubre de 2012

Ya no podremos ni enterrar a los familiares




cementerio

Las familias españolas pagaremos 300 euros más de media al contratar un servicio funerario debido a la subida del IVA que ha pasado de un 8 a un 21 por ciento, según ha indicado la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) con motivo del Día de Todos los Santos que se celebra mañana.

En este sentido el presidente de Panasef, Juan Vicente Sánchez-Araña, señaló que "la subida del IVA va a suponer que muchas familias no tengan ni para enterrar a sus seres queridos" o "que tengan que solicitar un préstamo" para hacerlo.

Según revela un informe encargado por Panasef a una consultora externa, los españoles soportan en los servicios funerarios "el IVA más alto de toda Europa" mientras que "el 75 por ciento de los países del entorno no gravan con IVA los servicios funerarios".

"Consideramos que nuestro sector ha sufrido una subida de tipo impositivo de IVA totalmente desproporcionada", ha remarcado Sánchez- Araña, al tiempo que ha indicado que, por este motivo, algunas empresas asociadas a Panasef han asumido total o parcialmente la subida del IVA

Además, ha precisado que se han establecido vías de financiación para que las familias que no puedan afrontar este gasto, puedan financiarlo de forma rápida y económica.

Según fuentes del Instituto Nacional de Estadística, el año pasado fallecieron en España 389.182 personas, 188.827 mujeres y 200.355 varones, lo que supone un incremento de 8.761 fallecidos respecto al año 2010.

Las mismas fuentes precisan que en todas las comunidades autónomas se han incrementado el número de fallecidos en relación al año 2010, excepto en Extremadura, La Rioja y Ceuta donde ha descendido ligeramente.

Además, señalan que la tasa bruta de mortalidad en España ha aumentado hasta el 8,39 por mil, frente al 8,22 por mil del año anterior. Por comunidades autónomas, Asturias, como en años anteriores, encabeza la lista con una tasa del 12,08 por mil, seguida por Galicia, con una tasa del 11,19 por mil y Castilla y León con un 10,94 por mil. Mientras, Canarias (6,32 por mil) y Madrid (6,54 por mil) tienen la menor tasa bruta de mortalidad.

En cuanto a las cremaciones, Panasef dice tener constancia, a través de sus empresas, de que siguen aumentando. Así, la media nacional de incineraciones se sitúa en torno al 32 por ciento aunque hay ciudades, como Málaga y Sevilla, que superan este porcentaje, con más de un 50 por ciento de cremaciones