dimarts, 30 d’octubre de 2012

La gran estampida

 


poster

En alguna ocasión ya he comentado que este incompetente que tenemos actualmente de presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, Convergència i Unió (CiU), con su tozudez con la independencia nos llevaría a la ruina. Cuando todavía son rumores si llegará o no la independencia las redes sociales ya proponen otras marcas de cava que no sea el catalán para celebrar las próximas fiestas navideñas, actualmente también se está haciendo boicot a los productos Nutrexpa desde el momento que se conoció la noticia de que el presidente de esta compañía, Javier Ferrero, asistió el pasado 11 de septiembre a la manifestación secesionista que reclamaba para Cataluña su conversión en un nuevo ‘estado de Europa’, y también son muchas las empresas importantes que gracias a este irresponsable dicen que se van de aquí, he aquí algunas de ellas.

La empresa envasadora y distribuidora única de Coca-Cola en España se traslada de Cataluña a Madrid ante los planes separatistas de Artur Mas. A partir de ahora, la empresa tendrá sede social y operativa en la capital española según ha decidido la cabeza visible de Cobega Embotellador, Sol Daurella, según adelanta el periódico 'Economía Digital'.

Considerada una de las sagas empresariales catalanas con más tradición, la familia Daurella decidía el pasado mes de septiembre, a raíz de la manifestación de la Diada, trasladar toda su sede a Madrid ante los planes secesionistas de Mas. Su marcha supondrá un gran impacto económico en Cataluña, pues la envasadora de Coca-Cola dejará de pagar impuestos en la comunidad catalana para hacerlo en la madrileña. Tan solo una filial embotelladora creada recientemente, Cobega Invest, permanecerá en Cataluña, aunque a efectos fiscales generará menos rendimientos.

La preocupación por el marco jurídico incierto que comienza a tener la Comunidad Autónoma catalana, unido a la opinión de algunos directivos europeos de Coca-Cola, -que animaron a levantar cualquier barrera contra los posibles boicots comerciales-, hicieron a Sol Daurella inclinar la balanza hacia el traslado a Madrid. Y es que aunque Coca-CCola es una compañía internacional, la empresa quiere mantenerse al margen de problemas políticos.

La mudanza de Cobega a la sede madrileña de Casbega, -la otra rama del negocio-, comenzará a hacerse efectivo el próximo 26 de noviembre, tan solo un día después de la celebración de las elecciones catalanas, siendo la junta de accionistas de Cobega la que dé luz verde a la nueva estructura propuesta por Sol Daurella, que se ha convertido ya en la primera gran empresaria en sacar de Cataluña su negocio ante los aires separatistas de Mas. De hecho, la mano derecha de Daurella, Víctor Rufart, se trasladó a Madrid hace ya unas semanas como jefe del nuevo conglomerado, -ya que Cobega ha logrado integrar en su empresa el resto de las compañías que hasta ahora embotellaban también la famosa bebida, quedándose la compañía de los Daurella como la única embotelladora y distribuidora de Coca-Cola.

Hace unos días José Manuel Lara, presidente de Planeta también anunció que se irá, los dueños de Volkswagen-Audi, quienes también han expresado su intención de abandonar Cataluña en caso de secesión, así mismo lo hará el gigante Procter&Gamble tras el anuncio de Artur Mas de convocar un referéndum respecto a la secesión de Cataluña.

Esto desgraciadamente no terminara aquí, y lo triste es que hay miles de personas que se creen que con estos políticos que tenemos en el Parlament -Parlamento- aquí viviremos mejor que cuando no había crisis y sin pagar apenas impuestos tendremos mejores servicios tanto en Sanidad, Educación, etc.