diumenge, 23 de setembre de 2012

Redes sociales para combatir el vandalismo




bandalismo

La Policía Nacional utilizará las redes sociales para combatir el vandalismo de la calle después de experiencias similares anteriores en el campo de la pornografía infantil y el tráfico de drogas (tweetredada) y ha creado una cuenta de correo para que los ciudadanos puedan facilitar informaciones de manera confidencial.

Según informó el cuerpo policial, ha puesto en marcha una nueva campaña para facilitar un canal para la colaboración ciudadana contra los destrozos, la violencia en las calles y los ataques contra bienes, instalaciones, infraestructuras, servicios e instituciones públicas.

Para ello, ha creado la cuenta de correo específica antivandalismo@policia.es para que los ciudadanos puedan - de forma confidencial, al igual que en campañas anteriores - facilitar imágenes, vídeos o información sobre los responsables de acciones delictivas relacionadas con el vandalismo: daños o destrozos en equipamientos o establecimientos en la calle, sabotajes a infraestructuras o servicios de uso común, agresiones o intentos de intimidación a responsables de servicios o atentados a la autoridad.

En Cataluña, después de los importantes altercados producidos durante la huelga general del 29 de marzo, la Consejería de Interior impulsó una página web con fotografías de presuntos vándalos que no habían podido ser identificados solicitando la colaboración ciudadana, aunque en este caso las informaciones no podían ser anónimas.

Durante los próximos días, los perfiles, páginas y canales que la Policía Nacional tiene en las redes sociales como Facebook, YouTube, Tuenti y Twitter emitirán mensajes, imágenes y un vídeo en el que se destacan los efectos y perjuicios que los actos vandálicos, violencia urbana, sabotajes y los destrozos o daños realizados contra instalaciones, espacios, servicios o infraestructuras públicas y espacios comunes suponen para la vida cotidiana de todos, en especial, los sectores más vulnerables de la sociedad.

El vídeo, que se colgará en www.youtube.com / policía, destaca los efectos tan negativos que suponen para todos los daños realizados por unos pocos, cuantificando económicamente los costes para los ciudadanos de los destrozos por no respetar los espacios y bienes públicos. Por ejemplo, restablecer una marquesina rota, 10.000 euros, un contenedor quemado, 900 euros, y la limpieza tras un botellón, 2.000 euros.