dimecres, 26 de setembre de 2012

Es para ponerse a temblar

 


palau de la generalitat

La Fundación Instituto de Trastornos Alimentarios (FITA) en la que participa la esposa de Artur Mas presidente de la Generalitat de Cataluña, Helena Rakosnik, ha recibido durante este año subvenciones a cargo del Gobierno catalán por valor de 441.109,50 euros. Así se explicita en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) con fecha del 28 de febrero y del 11 de abril de 2012, fechas en las que se da cuenta pública tanto de las ayudas como de las cuantías de las mismas.

La que atañe al mes de febrero asciende a 266.109,50 euros -vea la página 9700 del DOGC- en concepto de “convenios plurianuales atención social a personas afectadas por drogodependencias” y representa la de mayor cuantía.

Respecto a las hechas públicas en abril, el DOGC recoge dos partidas. La primera, por valor de 90.000 euros con destino a un “programa de tratamiento integral para personas afectadas de TCA de larga evolución”. La segunda, fijada en 85.000 euros -vea las páginas 18290 y 18312 respectivamente del DOGC- para un programa de “tratamiento integral para personas con trastornos alimentarios”.

En total, 441.109,50 euros en poco más de dos meses, una situación que contrasta con la que la fundación vivió en la etapa política del gobierno anterior.

Es curioso y sospechoso a la vez que dicha fundación, que en su web oficial se define como “una entidad sin ánimo de lucro que nace en 2002 como resultado de la experiencia de diferentes profesionales vinculados al ámbito asistencial del tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria”, no había recibido ninguna suma de dinero público mientras el Gobierno tripartito del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) gobernó en Cataluña entre 2003 y 2010. Ahora con Mas de presidente la cosa ha cambiado, ahora sí que cobran subvenciones, ¿Por qué será?

Es indignante enterarse de todo esto cuando este Gobierno que ha hecho unos recortes brutales en la Sanidad, Enseñanza, el copago farmacéutico etc. a fin de reducir su abultada cifra de déficit público. A pesar de esos y otros ajustes acometidos desde 2010, la Generalitat se vio obligada a solicitar a comienzos de este mes de septiembre la ayuda contemplada en el fondo de Liquidez Autonómico para hacer frente a pagos pendientes superiores a los 5.000 millones de euros.

Es para ponerse a temblar al pensar lo que le puede pasar a Cataluña si consigue la independencia con políticos como esos que solo miran entre otros sus intereses partidistas, y que todavía al día de hoy no nos han dicho donde han ido a parar estos 44.000 millones de euros que se deben. No sé si se conseguirá o no la independencia, el tiempo nos lo dirá, pero lo que sí que están consiguiendo es dividirnos en dos bancos, con catalanes de primera y de segunda, los de primera son ellos, y los de segunda somos los que no pensamos como ellos, los que queremos una Cataluña unida admirada y querida como antaño dentro y fuera de España, poder salir cuanto antes de esta crisis que nos hace sufrir a una gran mayoría, que se creen empresas y se monten multinacionales para que se cree empleo, y para que no se marchen las pocas que todavía quedan que ya han amenazado que lo harán si se sigue con esta política, y no olvidemos el boicot que se les puede llegar hacer a las empresas catalanas con muchas décadas vendiendo sus productos en toda la geografía española.

Lo que me ha llamado mucho la atención de Mas, es, que después de tantos años -2003 y 2007- de querer ser presidente de la Generalitat de Cataluña, justo ayer en la mitad de la legislatura convocó unas elecciones para el próximo 25 de noviembre, esto significa lo que ya he comentado más de una vez, su incompetencia le obliga a ello porque ha querido llegar tan lejos que ahora se ha dado cuenta que ya no hay retorno, y como se ve incapaz de seguir gobernando, esto le ayudara a salir de una manera un poco airosa antes de que le echen.




1 comentari:

Joan Vendrell i Campmany ha dit...

Como bien dice el refrán "N'hi ha per a llogar-hi cadires". A fin de cuentas, tenemos lo que nos merecemos, por haberles votado. Yo tengo la conciencia muy tranquila, porque soy un convencido abstencionista, porque no creo en ninguno de los partidos políticos que, desde hace muchos años, se presentan a las elecciones generales, autonómicas y locales.
Ellos pasan olímpicamente de mi CADA DIA, Y DURANTE LOS CUATRO AÑOS DE LEGISLATURA. Y yo paso olímpicamente de ellos UN DIA CADA CUATRO AÑOS, que es cuando me convocan a las urnas. Estoy más que asqueado de esta gentuza.