dimecres, 12 de setembre de 2012

El por qué Eurovegas se ha ido a Madrid




logo eurovegas

Tras meses de incertidumbre de que si Madrid o Barcelona acogerian Eurovegas, el complejo de ocio y juego se levantará finalmente en la capital de España. Pero en la elección de Sheldon Adelson han influido algunas claves menos conocidas, que han conseguido que Esperanza Aguirre Partido Popular (PP) haya arrebatado la multimillonaria inversión a la Cataluña de Artur Mas, Convergència I Unió (CiU).

Según se ha sabido el magnate estadounidense se fue distanciando poco a poco de la posibilidad de ubicar Eurovegas en Cataluña, ante la amenaza de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) que ya comenté el pasado domingo y por el marcado tono nacionalista que Artur Mas quería imponer en el proyecto.

Unas intenciones del presidente de la Generalitat, muy alejadas de los planes de Adelson, que pasan concretamente, por darle un toque cosmopolita al complejo.

Desde la Generalitat de Cataluña se avisó a Sheldon Adelson de que se le exigiría la utilización del catalán, tanto en el personal como en la rotulación, lo que aumentaba los costes de gestión, ya que suponía sumar un tercer idioma, además del castellano y el inglés.

Le alejó también la inestabilidad política, y también financiera, que está viviendo ahora mismo Cataluña. Consideraba que estos vaivenes podían perjudicarle a la larga con continuos cambios de regulación y legislación.

A Adelson tampoco pasó por alto que Madrid podría acoger los Juegos Olímpicos de 2020 y sería posible sacar ‘tajada’ de ese acontecimiento.

El magnate se ha fijado en la promoción internacional que puede conseguir el proyecto, aprovechando la repercusión mundial de la importante cita deportiva, lo que le facilitaría rentabilizar la inversión en menos tiempo. Pero también es cierto que el complejo Eurovegas puede influir y mucho para que el Comité Olimpico Internacional (COI) se decida para que Madrid sea la organizadora.

También permitirá a Madrid aumentar su capacidad hotelera, precisamente uno de los problemas de Madrid, a juicio del COI es su escasa oferta de plazas hoteleras.

También destacan la importante influencia de la comunidad judía, por sus buenas relaciones con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para que Adelson -también judío- se haya decantado por la candidatura madrileña.

Se cita a David Hachuel y Sam Toledano, representantes de la comunidad sefardí en España, como los principales defensores de la opción de Madrid para localizar la multimillonaria inversión del grupo Las Vegas Sands Corporation.

Tampoco se olvida en círculos empresariales madrileños la buena relación de Aguirre con el actual secretario de Estado de Comercio y Turismo, Jaime García-Legaz, quien ha asumido, por parte del Gobierno central, el peso de las negociaciones con los representantes de Sheldon Adelson.