dilluns, 6 d’agost de 2012

«Los txakurras y sus putas familias»



el terrorista ornaldo otegui

De las palabras del encallecido etarra se desprende el creciente nerviosismo entre los batasunos y otros nacionalistas vascos por la incidencia que pueda tener la restitución del derecho a sufragio de los electores que fueron 'expulsados' del País Vasco por la violencia de la banda terrorista ETA y su entorno.

Fueron los periodistas I. Reyero y J. Pagola, dos expertos en terrorismo, quienes consiguieron la grabación y ayer la desveló el diario “ABC”.

La charla de los etarras, en el penal de Logroño, tuvo lugar a finales del pasado mes de julio, justo cuando la comisión de juristas encargada de estudiar la viabilidad de la reforma, hacía pública su propuesta final de reforma legal.

Arnaldo Otegi -foto-, secuestrador en su día, portavoz batasuno, 'esperanza blanca' de los abertzales y ’hombre de paz' para el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, Partido Socialista Obrero Español (PSOE) purga en esa prisión seis años y medio de condena por pertenencia a ETA después de haber intentado reflotar la ilegal Batasuna.

Y el facineroso expresa a sus allegados su preocupación por la reforma impulsada desde el Gobierno del Partido Popular (PP) para restituir el derecho a voto a quienes huyeron del País Vasco y Navarra a consecuencia de ETA y pide dejarla sin efecto por vía política y judicial.

Algunos estudios han llegado a cifrar en hasta 200.000 personas las desterradas por esta 'limpieza étnica e ideológica'.

Sus palabras no dejan resquicio a la duda: "Eso de que has estado aquí cinco años... Claro, ¡todos los txakurras (perros, en alusión a la Guardia Civil) pueden votar!".

La reforma, reclamada desde hace décadas por muchas de las víctimas de ETA, no estará en vigor para cuando se celebren las próximas elecciones vascas (antes de marzo de 2013), pero los nacionalistas vascos quieren hacer del voto de los 'exiliados' uno de sus grandes caballos de batalla de esta campaña y azuzar así a su electorado contra lo que ya han bautizado como 'pucherazo españolista'.

A las beligerantes descalificaciones hacia la reforma de la Ley Electoral que impulsa el Gobierno de Rajoy, PP, pronunciadas recientemente por el presidente del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Íñigo Urkullu, y los portavoces de la 'izquierda abertzale', se une el 'graznido' de los etarras, entre los que el nefasto Otegi tiene su peso.

Desde la cárcel, el dirigente de Batasuna llama a sus compañeros a constituir un 'frente nacional' con el PSOE y el PNV para dejar solo al PP en su búsqueda del consenso político y establecer así un cortafuegos parlamentario que dificulte su tramitación en las Cortes. ¿Qué le debe el PSOE a estas ratas?, ya que de no ser así, no se entiende que busquen su apoyo.