dilluns, 18 de juny de 2012

Memoria del ejercicio 2010 de la Iglesia Católica




iglesia católica

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha hecho pública la Memoria Justificativa de Actividades correspondiente al ejercicio 2010. La Iglesia católica en España realiza una labor pastoral, sacramental y de atención personal que ha hecho ahorrar al Estado un total de 1.133 millones de euros en 2010.

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha hecho pública la Memoria Justificativa de Actividades correspondiente al ejercicio 2010. Anualmente, esta Memoria se entregaba a la Dirección General de Asuntos Religiosos, pero desde el año 2008 se presenta de forma más completa y mejorada, tras el compromiso adquirido con motivo del nuevo modelo de asignación tributaria.

Este estudio de la Vicesecretaría para Asuntos Económicos de la CEE, elaborado por la RED GÉNESIS y el G.I.S.I.C (Grupo de Investigación para el Sostenimiento de la Iglesia Católica), recoge datos suministrados por las 69 diócesis españolas.

En esta memoria se recoge el hecho de que la Iglesia católica en España realiza una labor pastoral, sacramental y de atención personal que hizo ahorrar al Estado un total de 1.133 millones de euros en 2010.

Dos conceptos a simple vista muy sencillos pero que en el fondo difieren en lo más importante: la cifra, y la diferencia es poco menos que abismal.

Así, la Iglesia católica lleva a cabo una función social y humanitaria para todos (independientemente de su confesión religiosa, raza, sexo o ideología) cuyo coste está cifrado en 838 millones de euros. Realmente es una cifra muy alta, pero palidece al lado de los 1.971 millones de euros de coste real que tendría en el mercado gracias a que aplica criterios de gratuidad de los recursos y de eficiencia en su utilización.

Si nos fijamos en la actividad educativa las cifras son igualmente contundentes: en 2010 el número de alumnos que se forman en centros católicos ascendió a más de 1.423.000, lo que supone un incremento de 23.946 alumnos respecto al año anterior. El número de profesores que desarrollan su actividad profesional en estos centros es de casi 100.000, lo que supone un incremento de 1.578 en relación a 2009. Y muy especialmente destacable es esta cifra: 2.445 Centros Católicos Concertados suponen un ahorro al Estado de 4.396 millones de euros, según datos del Gasto Público en Educación 2.009 del Ministerio Educación.

En lo referente a la actividad caritativa y asistencial de Cáritas y Manos Unidas, se les destinaron casi 300 millones de euros en total, de los que más de 247 millones fueron destinados a Cáritas y más de 51 millones a Manos Unidas. Cáritas atendió cerca de 6.500.000 personas, y 17.000 personas lograron un empleo gracias a Manos Unidas. Esta última logró que 8,3 millones de personas se beneficiaran directamente de su acción a través de 641 proyectos en 55 países en los que colaboraron 4.630 voluntarios.

Me encantaría poder publicar algún día un post diciendo algo parecido de los partidos políticos: Partido Socialista Obrero Español (PSOE) e Izquierda Unida (IU), y de los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT), que mueven muchos millones de euros para otros fines, sin importarles lo más mínimo las personas que pasan hambre.