dimecres, 2 de maig de 2012

¡Sorprendente!




foto del diario 20 minutos
Al leer el titular de la noticia pensé que la profesora iba muy escotada, o con la falda demasiado corta, pero me he quedado "asombrado" al saber que la han despedido por hacer su trabajo y hacerlo bien, por ser una profesional y tener vocación.

Una profesora de la Escola Espanyola d'Escaldes-Engordany de Andorra ha sido despedida por enseñar "demasiado" a sus alumnos de Educación Infantil. El inspector dio la razón al centro y recomienda que vuelva a España, según informó el Periódic d’Andorra y que han recogido varios medios, La Vanguardia, 20 minutos, las provincias, entre otros.

Los niños, de entre cuatro y cinco años, saben leer, sumar, restar y están aprendiendo a escribir. El nivel excesivo de los alumnos ha sido determinante para que la educadora sea apartada de sus funciones, aunque no ha habido una explicación oficial por parte del centro.

Los padres de los alumnos han recurrido a la embajada española de Andorra para que la maestra sea readmitida. Sólo han conseguido que la profesora termine el curso escolar y bajo la condición de que rebaje su nivel de enseñanza. Y eso a pesar de que los niños no se han quejado. Al revés: ellos "piden y ella les da más", cuentan los padres.

Esta claro que cuanto más inculto es un Pueblo más maleable, las escuelas tienen que ser fábricas de borregos y analfabetos, y si alguien enseña bien y da un cierto nivel, hay que cargárselo. Que pena de país, así nos va en todos los informes de enseñanza. Si hubiese más profesores como ella otro gallo nos cantaría.

Desde aquí quiero expresar mi apoyo y admiración por la profesora, y animarla a que no se rinda ni se deje vencer por estos mediocres.

1 comentari:

Joan Vendrell i Campmany ha dit...

Una nueva version de "El mundo al reves.