divendres, 25 de maig de 2012

El “sistema de alerta temprana”



ruht y josé, dos niños desaparecidos
En España hay actualmente 926 investigaciones policiales abiertas sobre casos de menores. El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, anunció este miércoles que su departamento va a impulsar un “sistema de alerta temprana” para encontrar a niños desaparecidos, que afectará tanto a menores secuestrados por cualquier motivo como a los retenidos ilegalmente por alguno de sus progenitores.

Fernández Díaz presentó este sistema de alerta en una rueda de prensa en su departamento. En esta comparecencia también estuvieron Silvia Moroder, presidenta de Fundación de Ayuda a Niños Desaparecidos y Adolescentes en Riesgo (ANAR), y Nemesio Rodríguez, vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

Estas organizaciones serán clave a la hora de impulsar el nuevo sistema. En concreto, el nuevo mecanismo consistirá en que, tras producirse una denuncia de la desaparición de un niño, el Ministerio del Interior hará unas comprobaciones previas y difundirá fotos y datos del menor. Esta información de distribuirá a través de medios de comunicación y otros soportes, como paneles de estaciones de tren, metro y aeropuertos. 

Interior trasladará en estas alertas que quien tenga datos sobre los desaparecidos puede llamar al número telefónico 116000, que gestiona la fundación ANAR. Esta entidad estará en colaboración con las Fuerzas de Seguridad para proporcionar todas las pistas que puedan ayudar a encontrar menores.

Paralelamente, el departamento de Fernández Díaz pondrá en funcionamiento una web que recogerá las distintas alertas de niños desaparecidos que se vayan haciendo. Todo el sistema será gestionado por el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa. 

El ministro explicó que el número 11600 para informar de niños desaparecidos ya funcionaba hace meses, pero se pretende que, con la ayuda de Interior, dé un salto cualitativo para encontrar menores desaparecidos.

El titular de Interior destacó que se trata de un asunto importante, puesto que en la actualidad en España hay 926 investigaciones abiertas sobre menores desaparecidos. Asimismo, el ministro apuntó que para que el sistema funcione es fundamental la colaboración de los medios de comunicación y de otras instituciones.

Además, aludió a que para que se dé la alerta de un niño, deben cumplirse una serie de condiciones, como que se trate de un menor de edad, que sea un caso de “alto riesgo”, que se crea que hay un “peligro inminente” y que haya indicios “razonables” de que se trata de una desaparición forzada.

Por su parte, Silvia Morador se felicitó de la puesta en marcha del “servicio de alerta temprana” en España y destacó que el teléfono 116000 es común a 13 países de la Unión Europea y es atendido las veinticuatro horas del día. Por su parte, Nemesio Rodríguez, de la FAPE, destacó la “especial preocupación” de su organización por los menores y que se movilizarán para difundir los datos de los niños desaparecidos.