dimarts, 3 d’abril de 2012

En este país siempre actuamos tarde

  vandalismo durante la huelga general del 29-m

Desde hace bastantes años en Barcelona cuando hay una celebración de algún titulo del Futbol Club Barcelona, manifestación etc. el vandalismo callejero es el protagonista. Siempre son los mismos, radicales antisistema, okupas, violentos, etc.

Ahora debido a lo que ocurrido el pasado jueves en España y concretamente en la capital catalana debido a la huelga general convocada por los sindicatos mayoritarios Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT), parece ser que el Gobierno de Mariano Rajoy, Partido Popular (PP) quiere tomar cartas en el asunto. A ver si es verdad y acaban con toda esta chusma, porque es vergonzoso que después de brillantes actuaciones de los Mossos d’Esquadra -Policia de Cataluña- estos indeseables a los dos horas estén otra vez en libertad y esperando la próxima.

El ministro del Interior, Jorge Fernández, aseguró este lunes que su Gobierno quiere aprobar antes de que acabe este año la reforma penal que castigará el vandalismo callejero igual que la 'kale borroka'. Además, explicó que lo que se pretende es elevar las penas para esos delitos a un mínimo de dos años de cárcel con el fin de poder adoptar la prisión provisional.

En la sede del PP el Comité Ejecutivo Nacional, Fernández subrayo que los incidentes que se produjeron en la huelga general y "en ocasiones anteriores en Barcelona de una manera muy especial" evidencian que hay "radicales antisistema y violentos que utilizan ese tipo de concentraciones y eventos para actuar como auténticas guerrillas urbanas".

En este punto, explicó que Interior y Justicia están trabajando "conjuntamente" para dar una respuesta desde el Código Penal "adecuada a la altura de la agresión que se está formulando a la sociedad". Se trata de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como tribunales, jueces y fiscales "tengan los instrumentos jurídicos y penales adecuados para hacer frente a a esa situación".

Fernández señaló que "elevando las penas para ese tipo de agresiones y para ese tipo de delitos a un mínimo de dos años, los fiscales en su caso podrán pedir como medida cautelar la prisión provisional y los jueces en su caso adoptarla". De esta forma España se estará "homologando a países" de su entorno como Francia o Reino Unido para hacer frente a ese tipo de agresiones desde la legislación penal.

El ministro subrayo que "la voluntad" del Gobierno de Mariano Rajoy es que el proyecto de Ley Orgánica de reforma del Código Penal "sea aprobado por el Consejo de Ministros en este periodo de sesiones, de tal manera que pueda estar aprobada por las Cortes Generales antes de acabar este año". Demasiado van a tardar señor ministro.