dissabte, 28 d’abril de 2012

Cáritas más eficaz que el INEM



planes de empleo de cáritas
Cáritas, una ONG que pertenece a la Iglesia Católica, a la que algunos partidos políticos y sindicatos piden insistentemente que se retiren sus ayudas por parte del Gobierno de la nación. Hace unos días la Junta de Andalucía ya le retiró una subvención de 1,5 millones de euros, cuando anteriormente la propia Junta subvencionó con 2 millones de euros a los sindicatos amigos de Comisiones obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) para 'colonizar' los Andes y Marruecos, pero Cáritas no desfallecerá y seguirá trabajando por la dignidad y los derechos de las personas más vulnerables.

Cáritas atendió en 2011 en su programa de empleo y reinserción a un 15 por ciento más de españoles autóctonos (31.527) que el año anterior, lo que demuestra que la crisis "se agrava y cronifica" y afecta cada vez a capas más amplias de la sociedad.

Sin embargo, el número total de personas (españoles e inmigrantes) atendidas por esta organización social católica descendió el pasado año en más de 3.000 (de las 83.952 en 2010 a 80.417 en 2011), y el 16 por ciento de ellos encontró un puesto de trabajo el pasado año (un 4 por ciento menos que en 2010).

El impacto de las políticas de formación y empleo de Cáritas (un 16% de efectividad hasta colocar a más de 13.100 personas) sorprende aún más si se compara con el porcentaje de efectividad del Instituto Nacional de Empleo (INEM), hoy, SERVICIO PÚBLICO de EMPLEO ESTATAL (SEPE), que se sitúa en el 3%, contando además con un presupuesto mucho mayor. Las políticas de empleo de Cáritas son cinco veces más eficaces que las que pone en marcha SEPE.

Esta eficacia de Cáritas no es casualidad. El informe de la institución sostiene que entre 2007 y 2011 un total de 401.880 personas participaron en los servicios y empleo de Cáritas, de las cuales 68.315 (el 17%) consiguieron su inserción laboral.

Además de eficaces, las políticas de empleo de Cáritas son considerablemente más baratas. Si el SEPE destina más de 1.700 millones de euros a comunidades y ayuntamientos para políticas de reinserción y empleo. Si dividimos el presupuesto total de Cáritas entre el número de personas a las que ha encontrado trabajo (13.100 personas) tenemos que cada caso favorable le cuesta a Cáritas algo más de 2.000 euros. Si hacemos lo propio con el presupuesto del SEPE y el número de personas a las que logra colocar (unas 150.000), obtenemos un precio por acierto de más de 11.000 euros. Las diferencias en cuanto a la eficacia y la gestión de los recursos son considerables.

Como revela la memoria de 2011, la organización asistencial de la Iglesia ha realizado 680 acciones y cursos de formación, de los que se han beneficiado más de 10.000 personas. Cáritas también ha contactado con casi 10.000 empleadores y empresas con las que ha logrado intermediar y gestionar casi 7.000 ofertas de empleo
.
Todo esto debería de hacer reflexionar a más de uno, ya que no se pueden negar unas subvenciones a quienes dan de comer a miles y miles de familias que pasan hambre, y al día de hoy con 5,6 millones de parados se incrementaran muchas más.