dimecres, 29 de febrer de 2012

Rubalcaba y el 8,51% de déficit

  alfredo pérez rubalcaba, secretario genetal del psoe

No pasa un día sin que Alfredo Pérez Rubalcaba -foto-, el líder carismático de figura inmarcesible del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), no dé muestra de la debilidad de su posición. La profusa utilización de la mentira y la demagogia dice bien a las claras que pocas cuestiones reales tiene que ofrecer a los ciudadanos y a su organización política.

De todas maneras es muy natural lo que le sucede a Rubalcaba y a su partido. Lo suyo es que tras recibir un correctivo histórico en las urnas el PSOE hubiera aprendido la lección y consecuentemente se hubiera apresurado a llevar a cabo una renovación. Las urnas les demostraron que se habían equivocado de candidato con Alfredo que así quiso que se le llamara, los votantes se preguntaban ¿Cómo podía ser que Rubalcaba comprendiera cuáles eran los problemas de España y aportara soluciones?, cuando había sido parte importante del problema que había que remediar al gobernar largos años al lado de José Luís Rodríguez Zapatero, y se hacían otra pregunta aún más difícil de responder, ¿Cómo Rubalcaba podía tener soluciones siendo candidato, si no las tuvo unos meses atrás, siendo vicepresidente del Gobierno?.

El secretario general del PSOE, Rubalcaba, dijo el pasado domingo que "quien quiera saber lo que vale la palabra" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "que mire su nómina del mes febrero y la carta de despido cuando la reciba y la indemnización que le toca", en referencia al abaratamiento del despido y la subida de impuestos llevada a cabo por el nuevo Ejecutivo. Pero lo que no dice Rubalcaba es lo que no hizo él y el Gobierno de Zapatero para que hoy los españoles no tengamos que mirar la nómina de febrero.

El PSOE tampoco se queda atrás, y ha colgado a la red la página -muy “ingeniosa” por cierto- ¡ATENCIÓN! REFORMA PELIGROSA en la que explica lo que esta reforma representa.

Las administraciones públicas cerraron el año 2011 con un déficit del 8,51% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que supone una desviación de más de 2,5 puntos respecto a lo previsto por el Gobierno socialista, según anunció este lunes el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Con ello Montoro quiso también acallar los rumores que en las últimas semanas insinuaban en Bruselas que en España estaba tratando en abultar el dato de déficit público para simular una mejora muy rápida de ese parámetro en 2012. "Las estadísticas y la Contabilidad Nacional de España están a primer nivel de Europa por lo que quien diga que se hinchan estos datos es un completo desconocedor".