divendres, 7 de desembre de 2012

Madrid y Barcelona unidas por España

 


pancarta

Miles de personas se concentraron ayer en Madrid para defender la unidad de España frente al reto secesionista impulsado por el presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, Convergència i Unió (CiU) y en coincidencia con la celebración del 34 aniversario de la Constitución española de 1978.

A la misma hora miles de personas protagonizamos una manifestación en el centro de Barcelona en defensa de la unidad de España bajo el lema escrito en castellano y catalán, España somos todos / Catalunya som tots -foto-, con el apoyo de once colectivos cívicos y tres partidos políticos -Partido Popular de Catalunya (PPC), Ciutadans (C’s) y Unión Progreso y Democracia-, juntos organizamos una manifestación inédita en Cataluña que arrancó en la Plaza Urquinaona y finalizó en la Plaza Sant Jaume, frente al Palau de la Generalitat.

Durante el recorrido se pidió la dimisión de Artur Mas, además de entonar eslóganes como “España unida jamás será vencida”, “Construyamos puentes no muros”, “Catalunya es España”, entre otros.

Las banderas españolas y catalanas inundaron finalmente la Plaza de Sant Jaume, y se desplegó una bandera de España gigante frente al Palau de la Generalitat y se volvió a pedir más intensamente la dimisión del presidente catalán, quien adelantó las elecciones catalanas con el objetivo de que Cataluña se convirtiese en un Estado en la Unión Europea (UE).

Representantes del Movimiento Cívico de España y Catalanes leyeron un manifiesto en el que se defendía la unidad de España como "la mejor garantía para su pluralidad interna y fundamento de la solidaridad entre los ciudadanos y sus diferentes comunidades".

El manifiesto considera "el derecho a decidir un eufemismo que pretende edulcorar un inexistente derecho a la secesión", así como una "falacia que no tiene cabida en la Constitución".

El presidente del Movimiento Cívico de España y Catalanes, Manel Parra, afirmó que el objetivo es "expresar con naturalidad que somos catalanes y españoles", y recordar que "cuando se votó la Constitución se hizo favorablemente más en Cataluña que en el resto de España", dato que refleja el apoyo a la Carta Magna.