dimecres, 3 d’octubre de 2012

«Por el Derecho a Vivir, Aborto Cero»




cartel

 La asociación Derecho a Vivir ha presentado la III Marcha Internacional por la Vida, en la que apoyará la reforma legal anunciada por el Gobierno, pero con la exigencia de que sea "profunda", insistiendo en el objetivo de Aborto Cero. La marcha central en Madrid se celebrará el próximo 7 de octubre -entre la Puerta del Sol y la Plaza de Neptuno, desde las 12:00 horas-, y está apoyada desde otros de países y contará con actos paralelos en más de 60 ciudades españolas.

La portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, señaló que «aunque es conocido que nuestro objetivo siempre ha sido y será llegar al Aborto Cero, con una ley que proteja en todos sus términos la vida y la maternidad sin excepciones. Queremos hacer ver al Gobierno en este momento que cuenta con respaldo ciudadano para realizar una reforma de la ley del aborto que realmente signifique una mayor protección de la vida y no quede en un mero maquillaje de los aspectos más mediáticos de la actual legislación, aprobada en 2012».

En ese sentido, la doctora Joya reconoció que el Ejecutivo ha manifestado desde su constitución, y en especial por boca del titular de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, «una predisposición, un movimiento en la buena dirección condenando de forma explícita la monstruosidad del llamado aborto eugenésico o la posibilidad de que las menores aborten sin conocimiento de sus padres. Pero esto no es suficiente para que el Gobierno dé por cumplido su compromiso electoral».

Recordemos que el Partido Popular aseguraba en el contrato electoral con el que concurrió a las urnas el pasado 20 de noviembre que «la maternidad debe estar protegida y apoyada. Promoveremos una ley de protección de la maternidad con medidas de apoyo a las mujeres embarazadas, especialmente a las que se encuentran en situaciones de dificultad. Impulsaremos redes de apoyo a la maternidad. Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores». (Programa Electoral 2011. Partido Popular. Pág 108).

A juicio de Gádor Joya, «cambiar un modelo no es ponerle parches. Por eso la reforma de la ley ha de pasar por suprimir el coladero legal bajo el que se ha producido más del 90% de los abortos en España y que no es otro que el del supuesto de riesgo para la salud psíquica de la madre. Una decisión así es necesaria para considerar que el Gobierno ha hecho un esfuerzo apreciable en el campo de la defensa de la vida.