dimecres, 15 d’agost de 2012

¿Se nos ha ido Cataluña de las manos?




musulmanes rezando en badalona (barcelona)

Desde la década de los años 90 del pasado siglo XX siendo Jordi Pujol, Convergència i Unió (CiU) presidente la Generalitat de Cataluña, y desde el 2003 el triparto -Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) e Iniciativa per Catalunya Verds (ICV)- se dieron tantas facilidades a los musulmanes a fin de conseguir votos con una política inmigratoria de brazos abiertos y de seguridad pública abandonada que ha derivado en un descontrol que al día de hoy se nos ha ido Cataluña de las manos, hasta el punto que estos quieren estar presente en el “Parlament” Parlamento catalán. Una situación que en octubre de 2009 el ex diputado autonómico del PSC, Mohammed Chaib ya lo alertó en Estados Unidos (EE.UU) .

El partido musulmán Catalunya Òmnium -constituido a finales del 2011- se presentará a las próximas elecciones al Parlament -que si no se adelantan se celebrarán en 2014-, con el fin de aglutinar los votos de los de los inmigrantes musulmanes residentes en Cataluña.

El presidente de la formación ultraderechista Plataforma per Catalunya (PxC), Josep Anglada, lamentó este hecho y denunció que "es un paso más en su estrategia islamista de penetración en las instituciones y de acumulación de poder político".

En un comunicado, el líder de PxC dijo que esta decisión "denota un salto cualitativo tanto en sus objetivos como en la sensación de poder que se extiende entre los invasores musulmanes". "Lo hemos repetido en muchas ocasiones dijo: no estamos ante un fenómeno de inmigración sino de invasión demográfica con la llegada de cientos de miles de colonos musulmanes con el objetivo de instalarse primero para luego dominar políticamente Cataluña".

En este sentido, Anglada añadió que "la traición de CiU y del Tripartito ha sido la circunstancia necesaria para que todo este proceso haya llegado a la gravísima dimensión actual". PxC considera que la entrada de este partido al Parlament "sería un auténtico cataclismo para la convivencia y la estabilidad de nuestro país".

El presidente de la formación ultra también dijo que "Catalunya Òmnium es el partido étnico de los invasores" y ha reivindicado su formación como "el único partido político que representa únicamente a los autóctonos y la única formación capaz de parar el proceso de conquista musulmán de nuestra tierra".

Finalmente, Anglada hizo "un llamamiento a todos los autóctonos para que den la espalda a los partidos pseudocatanalistas ya los partidos centralistas, todos ellos cómplices de la invasión, y apoyen con fuerza a Plataforma per Catalunya, nuestra presencia en el Parlamento catalán es hoy una cuestión de vida o muerte para el futuro del país".