dimecres, 6 de juny de 2012

Xavier García Albiol, ¿xenófobo, o valiente?



xavier garcía albiol, alcalde de badalona (barcelona)
En España hay tal cantidad de inmigrantes que difícilmente con el poco trabajo que hay podamos comer todos, algunos de ellos han llegado aquí para trabajar para poder dar de comer a sus hijos y ayudar dentro de sus posibilidades a sus familias que se quedaron en su país de origen, otros en cambio lo han hecho para delinquir y crear una inseguridad ciudadana muy difícil de soportar, solo falta ver cualquier informativo de cualquier cadena de TV o leer algún periódico para darse cuenta de ello. En Cataluña, y concretamente Badalona (Barcelona) es una ciudad donde sus ciudadanos más sufren este problema.

Un Juzgado de Badalona ha archivado por segunda vez la causa abierta contra el hoy alcalde de Badalona, Xavier García Albiol -foto- Partido Popular (PP), que fue denunciado por repartir panfletos en los que se relacionaba la inmigración de origen rumano con la delincuencia y la inseguridad ciudadana.

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Badalona ha acordado sobreseer provisionalmente la causa contra García Albiol al descartar que los panfletos que repartió constituyan un delito de incitación al odio y la discriminación.

García Albiol fue denunciado en 2010 por la Fiscalía Especial en Delitos de Odio y Discriminación en Cataluña y SOS Racismo ante el Juzgado, que ya archivó la causa en una primera ocasión, aunque la Audiencia de Barcelona le ordenó reabrirla.

El caso se remonta al 24 de abril de 2010 cuando el presidente del PP de Badalona, Xavier García Albiol, acompañado de la presidenta del PP de Cataluña, Alícia Sánchez-Camacho, repartió panfletos en los que vinculaba a los gitanos rumanos con la delincuencia y la inseguridad en Badalona.

García Albiol también afirmó que todos los rumanos de etnia gitana que hay en Badalona habían ido a esta localidad 'a delinquir', lo que le supuso la desautorización tanto de la dirección del PP de Cataluña como de la dirección de Madrid. 

García Albiol no quiere limpiar solamente su ciudad de delincuentes, también persigue a las empresas sumergidas que explotan a sus trabajadores.

Desde hace unos años en Sant Boi de Llobregat, ciudad en la que vivo, se están cometiendo robos continuamente en viviendas, bares, farmacias, entidades bancarias, etc. la gran mayoría de ellos por delincuentes extranjeros, con lo que los políticos deberían de tomarse muy en serio este problema y deberían de cambiar las leyes ya de una vez, porque no puede ser que los ciudadanos vivamos siempre con esta inseguridad, y los profesionales policiales se la jueguen para detenerlos, y a las 24 horas o antes estén otra vez en libertad siendo estos reincidentes.