divendres, 11 de maig de 2012

Las victimas contra ETA y la política del Gobierno




manifestación contra eta
El pasado miércoles comentaba en este blog que ayer la asociación Voces Contra el Terrorismo (VCT) iba a presentar la plataforma "Mujeres por la Justicia" que esta formada por mujeres, puesto que se trata del sector que más ha sufrido las barbaries de ETA.

Tras la presentación de la plataforma, ésta hizo una convocatoria para salir a la calle el próximo sábado 9 de junio en Madrid, para exigir la retirada del Plan de Reinserción Integral, que supone la oficialización de la vía Nanclares como política penitenciaria del Ejecutivo de Rajoy.

La portavoz de la plataforma, Mamen Álvarez, destacó que las víctimas del terrorismo han sido "un ejemplo para la sociedad" durante muchos años, recordó que todavía quedan 326 crímenes de la organización terrorista ETA sin aclarar, sin que se sepa quiénes fueron los etarras que cometieron los asesinatos.

Así mismo mostró la "gran preocupación" que ha supuesto para las víctimas la política del Gobierno sobre los presos de ETA, lo que consideró como "un gran paso atrás". "Ceder a la presión de ETA y dejar en vano el sufrimiento de de las víctimas es una traición", aseguró. Tras lo cual, anunció que Mujeres por la Justicia no dudará en manifestarse frente a la prisión de Nanclares de Oca (Álava) cada vez que sea excarcelado un etarra.

Mamen Álvarez hizo públicas las exigencias de la plataforma al Gobierno: impulsar la ilegalización de Bildu-Amaiur; una declaración institucional que revoque el permiso que el Congreso dio para negociar con ETA en 2005; que se conozca públicamente el contenido del acuerdo antiterrorista al que llegaron el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Popular (PP) en 2008, y cuyos puntos se desconocen; el punto y final a la vía Nanclares como política penitenciaria del Gobierno; y la detención del dirigente de ETA José Antonio Urruticoechea Bengoechea, Josu Ternera, quien participó en las negociaciones del Gobierno Zapatero con ETA.

En el acto también comparecieron otras víctimas del terror etarra. Tras la portavoz de la plataforma, tomo la palabra Pilar Elías, ex concejal del PP en Azkoitia (Guipúzcoa) y viuda de Ramón Baglietto. Dijo que no es cierto que los etarras de la vía Nanclares estén pidiendo perdón por sus actos, ya que uno de los etarras que está acercado a la prisión alavesa era del grupo de ETA que asesinó a su marido y a ella no le ha pedido perdón.

María Jesús González, víctima de un atentado de ETA en 1991 y madre de Irene Villa, reclamó justicia "sin odios ni venganzas" y aseguró que después de que las medidas contra ETA puestas en marcha por el Gobierno Aznar pusieran a la banda contra las cuerdas, los gobiernos siguientes "están acabando" con esas medidas.

Pilar Díaz, hija del policía nacional Máximo Díaz Bardera, asesinado por ETA en 1985, dijo que "para el Gobierno del 85 las víctimas de ETA no merecían ninguna consideración". "Me niego a que los asesinos queden impunes de sus crímenes. Tienen que colaborar con la Justicia y dar cuenta de los más de 300 asesinatos que quedan por resolver, entre ellos, el de mi padre", continuó.

Rosa María Alcaraz, madre de dos niñas asesinadas por ETA en el atentado contra la casa-cuartel de Zaragoza, en el que también murió un hermano suyo, aseguró que nunca podrá perdonar a los terroristas que buscaron "féretros blancos" para forzar una negociación con el Gobierno.

Por último, Toñi Santiago, madre de una niña asesinada por ETA en un atentado contra la casa-cuartel de Santa Pola, acusó a los políticos de no tener coraje para derrotar a la organización terrorista y censuró que se pida "generosidad" a las víctimas cuando los asesinos de su hija tuvieron la oportunidad de pedirle perdón durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional y lo único que hicieron fue lanzarle miradas desafiantes.

Estas mujeres valientes estuvieron acompañadas por el presidente de la asociación Voces Contra el Terrorismo (VCT), Francisco José Alcaraz; por el ex funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, víctima del secuestro más largo llevado a cabo por ETA; la viuda del dirigente socialista Fernando Mújica, Mapi de las Heras; y por el ex parlamentario del PP vasco y presidente de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), Santiago Abascal.