dimarts, 8 de maig de 2012

La precariedad social



persona sin techo
Cruz Roja Española ha alertado sobre el aumento de la precariedad en importantes sectores de la población española, con el peligro de fractura social que ello conlleva. La crisis lleva a los hogares a buscar los productos más baratos y dejar las marcas de confianza 

La organización atendió a más de dos millones de personas en sus diferentes programas sociales en 2011, lo que supone un incremento cercano al 20% respecto al año anterior. De estas personas, más de 1.100.000 fueron beneficiarias de las medidas específicas relacionadas con el impacto de la crisis, y una gran mayoría de estos usuarios, más de 900.000, recibieron alimentos.

Según informó ayer Cruz Roja, estas cifras visibilizan una nueva realidad económica: en los dos últimos años, el impacto de la crisis socioeconómica ha hecho que muchas personas que hasta hace poco se encontraban en contextos socioeconómicos seguros hayan entrado a formar parte de los colectivos atendidos por la organización.
"El mismo contexto es responsable de un agravamiento importante de la situación de las personas vulnerables que ya participaban en los programas de Intervención Social de Cruz Roja Española", indicó. 

El crecimiento del desempleo y la desigualdad social, así como los índices de desprotección, generan una profunda preocupación a Cruz Roja, que destaca el aumento de la precariedad en importantes capas de la población y los riesgos de fractura social que conlleva.