dimarts, 10 de juliol de 2012

Robos de antigüedades religiosas



virgen del carmen
 El Cuerpo de Mossos d'Esquadra -Policía autonómica de Cataluña- están impulsado planes de seguridad en las regiones policiales de Girona, Tarragona, Lleida y la Catalunya Central para prevenir los robos de arte religioso.

Quieren evitar también otros delitos en iglesias y otros centros de culto, que se basan en reuniones periódicas y análisis de las situaciones de riesgo con patrullajes dirigidos.

La policía catalana busca evitar que desaparezca de las iglesias piezas de gran valor histórico y artístico y promover que los curas denuncien, y prevenir a toda costa que puedan llrgar a darse casos tan graves como la sustracción del  Códice Calixtino de la Catedral de Santiago, que ha podido ser recuperado tras la detención del presunto ladrón.

Los Mossos d’Esquadra recuperaron hace un año la imagen de la Virgen del Carmen -foto- robada de la Cofradía de Pescadores de Calafell (Tarragona).
De hecho, este 2012 en Girona se ha producido el robo de dos campanas en Riells y Breda, una imagen religiosa de Santa Maria de Creixell en Borrassà, tallas policromadas en Llambilles --que fueron recuperadas--, una talla de madera de la Mare de Déu Roser y otras dos imágenes de Figueres.

El cabo de la Unidad Regional de Proximidad y Atención al Ciudadano de Girona, Enric Padró, explicó que en el marco de este plan de seguridad se está realizando un censo de los bienes del millar de iglesias, parroquias, ermitas, rectorías y otros centros de culto de Girona para disponer de más información en caso de robo.

Según Padró, este censo se está elaborando con la delegación patrimonial del Obispado, que está haciendo un listado técnico pieza por pieza, además de determinar los centros "más vulnerables" porque tienen piezas de gran valor o están aislados, para poder orientar el patrullaje de la policía catalana.

Además, para prevenir sustracciones, los Mossos dan consejos de seguridad a párrocos, curas y otras autoridades eclesiásticas, recomendándoles retirar las tallas, retablos, cuadros, cálices y otras piezas de mucho valor, tener reproducciones o solo sacarlas en días señalados.